Msd eco

La mejor relación que debes cultivar es contigo mismo

Amor propio

Gran parte de nuestra personalidad se la debemos a los aprendizajes, y a las vivencias de nuestros primeros 5 años de vida. En esa etapa afianzamos habilidades fundamentales para nuestro desarrollo personal y profesional. Sin embargo, esta orientación recurrentemente se centra en la importancia de agradar y tener buenas relaciones con los demás, pero muy pocas veces nos hablaron de cultivar el amor propio, base de nuestra Autoestima.

Nos enseñaron que debíamos saludar, ser amables, dar las gracias, ser atentos con las personas que nos rodean. Así mismo, nos enseñaron la importancia de estar bien presentados, a escoger nuestra mejor ropa. También, nos incentivaron a ser detallistas de modo de que no llegáramos con las «manos vacías». En definitiva, la atención se acentuó a cultivar la imagen y las relaciones externas.

Por lo tanto, descuidamos la importancia de cultivar el amor propio y sanar la relación con nosotros mismos, para luego si conectar y brindar lo mejor de nosotros a otras personas.

Sé tú mayor seguidor

Una vez que entendemos que somos nuestra mejor compañía, interiorizaremos lo que esto representa; Conocer, entender, aceptar y perdonar. Sí, muchas, muchas, muchas veces, perdonar nuestras fallas. Así como nuestras malas decisiones. Puesto que, debemos valorar nuestras virtudes e igualmente reconocer nuestros defectos para poder trabajar cada día en ellos.

Teniendo en cuenta que todos queremos proyectar nuestra mejor imagen y tener relaciones asertivas. Entonces, sería ideal contar con un especialista. Aunque podemos empezar aplicando acciones que contribuyan a este proceso.

Acciones en pro del Amor propio.

  1. Simplemente di gracias cuando recibas algún cumplido.
  2. No te juzgues por el pasado, o por malas decisiones que hayas tomado.
  3. Mírate a el espejo con respeto, amor,  y acepta tus cualidades y defectos.
  4. Identifica ese gran talento que tienes, te ayudará a mejorar tu seguridad.
  5. Date el espacio a equivocarte y el permiso de perdonarte, cuando las cosas no salgan cuando esperas.
  6. Celebra tus logros, con pequeñas recompensas.
  7. Decide cada día mejorar algún aspecto con el que no te sientas a gusto.
  8. Valora esas personas con las que puedes ser tu mismo.
  9. No dejes que otros decidan por ti, o te digan lo que si puedes o no hacer.
  10. Sé tu mayor admirador, seguidor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.